La financiación estatal de los trenes que conecten las dos capitales canarias con sus áreas de influencia insular fue uno de los logros y compromisos que Coalición Canaria arrancó al Estado en el Congreso de los Diputados.

 Y es por ello que dos cabildos han obtenido ya más de 20 millones de euros para el desarrollo de esos costosos proyectos técnicos, con el mínimo impacto medioambiental. Porque la conectividad interior y exterior es una de las piedras angulares del futuro progreso de Canarias; sobre todo si no queremos seguir congestionando ambas capitales. Conseguimos un primer paso muy importante; impensable sin la presencia de CC en el Congreso, sobre todo en tiempos de tanta restricción presupuestaria.

Hasta ahora, el hecho de haber estado al margen de las inversiones ferroviarias del Estado era una de las causas por las que su inversión en Canarias estaba históricamente por debajo de la media estatal. Los fondos de infraestructura de transporte, vitales para la competitividad de un país, no se pueden derivar en Canarias hacia otras opciones; advierto en cualquier caso a los que piensen que sea mejor dedicarlos a otros menesteres.

Este es un camino largo, que durará un par de décadas. Desde el Congreso hay que estar recordándole constantemente al Gobierno los acuerdos pasados. Comprometen la firma de sendos convenios con los cabildos grancanario y tinerfeño para la financiación de los sistemas ferroviarios de ambas islas.

Dichos convenios deberán incluir las aportaciones plurianuales del Estado para cubrir las necesidades de financiación de dichos proyecto. Y permitirán el inicio de las obras a partir de 2012, aunque las aportaciones del Estado se iniciarán sólo a partir de 2015.

José Blanco respondió que se está trabajando “para poder cerrar una fórmula de financiación ajustada al escenario presupuestario, fórmula que dialogaremos y acordaremos con los cabildos insulares”.

Está claro que sin una presión constante en el Congreso muchos de los compromisos del Estado con Canarias se quedarían en el olvido. Canarias ha perdido muchos trenes a lo largo de la historia. Y estos últimos no debemos ni podemos perderlos.

 

Leave a reply